FaynanTours

Uno de los descubrimientos que cambió el curso de la Historia, esto es, cómo fundir el cobre, acaeció en el Calcolítico o Edad del Cobre (ca. 4500- 3300 a.C.), época en que los utensilios de cobre, tales como hachas o puntas de flecha, remplazaron gradualmente al pedernal. En Jordania, se procedió a la extracción y fundición del cobre al final de este periodo. Dichas actividades se llevaron a cabo principalmente en Faynan, a unos 60 km al sur del Mar Muerto, donde Wadi Dana se funde con Wadi Araba. No se extrajo cobre de manera regular, únicamente cuando la necesidad de armas, utensilios o monedas lo exigían, suspendiéndose dicha actividad en aquellos periodos de menor demanda de cobre.

Faynan (quizás la bíblica Punon) era una de los mayores lugares de producción de cobre a ambos lados de Wadi Araba. Algunos eruditos apuntan que ahí se encontraban las minas del Rey Salomón. Existen, aproximadamente, unas 250 minas en la zona y más de 200.000 toneladas de ciervos de los distintos periodos, lo que supone una producción de unas 20.000 toneladas de cobre.

Los Romanos volvieron a la actividad minera, probablemente para acuñar monedas con que pagar al ejército; de ahí que se construyera la ciudad de Ptiaino en la zona. En las minas y los hornos trabajaban, sobre todo, esclavos, aunque Eusebio de Cesarea, historiador y obispo del sigo IV, mantiene que, en tiempos de persecución, los cristianos fueron enviados a trabajar allí y que murieron en terribles condiciones. Más tarde, Phaino tuvo su propio obispado. A partir de entonces, la producción de cobre se mantuvo de manera periódica hasta los primeros años del Gobierno de los Mamelucos.