Dhiban Tours

Dhiban
Lo único que resta de la antigua Dibon es una montaña parcialmente excavada, cercana a la moderna ciudad de Dhiban, al norte del desfiladero de Wadi- al Mujib, la bíblica Arnon. Aunque fue habitada ya en la Edad del Bronce Antiguo, no se da a conocer hasta la Edad del Hierro, especialmente en el siglo IX a.C., momento en que se estableció como la capital del Reino de Moah, bajo el reinado de Mesha.

Tal y como se relata en una piedra conocida como la Estela de Mesha, escrito en un antiguo idioma muy cercano al hebreo, el Rey Mesha se atribuye la liberación y reconstrucción de los pueblos de Moab, que anteriormente estaban bajo el dominio de Israel. En Dibon (actual Dhiban), construyó un gran palacio para el dios de los Moabitas, Chemosh, y restauró “los muros de las zonas verdes […], los muros de la Acrópolis, puentes, torres y la residencia del rey”. Asimismo, restauró los suministros de agua del pueblo y proviyó a cada hogar con una cisterna propia.

En la década de los 50 y 60, se encontraron partes de la inmensa fortificación del siglo IX que, además, se trataba de un templo nabateo, cuya torre formó parte de las fortificaciones romanas y de una iglesia bizantina.

Cuando se encontró la Estela de Mesha, de basalto negro, en 1868, se inició una oleada de pujas entre Prusia y los consulados franceses. Convencidos de que la piedra guardaba un tesoro, los beduinos de la zona la hicieron pedazos. Sin embargo, un francés, Charles Clermont- Ganneau, ya había hecho un molde de la misma; por lo que tras recoger los pedazos, reconstruyó la estela. Actualmente, está expuesta al público en el Louvre de París.